New York City Feelings

I would give the greatest sunset in the world for one sight of New York's skyline

via Donde Viajar by Alberto Alejos on 6/11/08

"Tú nunca encontrarás un amor como el mío por más que busques y busques…" Es el comienzo ya clásico de una canción de Lou Rawls. La frase contundente es también el comienzo de la famosa canción de los años 70. La frase aludida puede aplicarse a muchas promesas de viaje que podemos tener. Todos viajamos a algún lugar en busca de ese paraíso perdido que creemos nunca vamos a encontrar, pero que una vez que lo visitamos y comprobamos su excelencia como lugar de vacaciones de viaje de negocios nos deja esa traviesa sensación de creer que nunca vamos a encontrar un lugar parecido. Algo similar a lo que sentimos cuando encontramos el verdadero amor o cuando creemos encontrar el llamado verdadero amor (ya que muchas veces solo se trata de un dolor de estómago).

Los lugares más queridos son como los grandes amores. Se nos graban en la memoria y se convierten en esos ideales de viaje a los que queremos visitar o regresar. Hay lugares que solo conocemos por fotos o películas de cine, otros por referencias y quizás alguno solo sea imaginado, pero todos soñamos con llegar a esos lugares.

central-park1.jpg

Un ejemplo clásico de "lugar que todos debemos visitar y todos conocemos de alguna manera" es New York. La ciudad más importante de los Estados Unidos es conocida en todo el mundo sobre todo por la influencia que tiene ese país la cultura de todo el mundo. No hay quien no haya escuchado hablar de las grandes estrellas de Hollywood, tampoco quien no haya visto al menos en foto los rascacielos de la ciudad. Una ciudad tan vital para la cultura occidental actual que cuenta con varias canciones que celebran su gloria. Tenemos la Rhapsodia en azul de Gershwin, también la clásica canción de Frank Sinatra New York, New York. Imposible no pensar en el impacto mediático de la destrucción de las dos Torres Gemelas de New York.



Otro lugar que todos piensan al evocar a New York es el gran Parque Central de la ciudad. El Central Park es un lugar que muchas veces ha sido llevado al cine y la televisón por lo que todos podemos decir que lo conocemos de alguna forma. El parque fue diseñado por Frederick Law Olmsted y Calvert Vaux en 1853 y fue abierto al público en 1856. Un verdadero hito en la ciudad de los rascacielos y un lugar que todos los nativos de New York guardan en su corazón.

El Central Park es famoso por sus lagunas artificiales, las pistas de patinaje sobre hielo y la gran cantidad de aves que lo visitan en diferentes estaciones del año. Un parque que hoy parece estar desde siempre con la ciudad de los rascacielos, pero que tuvo un origen singular.

Antes de la construcción del Central Park, lo habitantes de New York eran asiduos visitantes de cementerios. Al tener la ciudad pocos lugares de esparcimiento al aire, sus habitantes solían acudir a los cementerios para relajarse y encontrar la tranquilidad que suelen dar los espacios abiertos en contacto con la naturaleza. Esta costumbre de visitar cementerios siguió de alguna manera latente durante algunos siglos y muchas casas fueron construidas en los alrededores de los mismos. Un ejemplo de esa presencia típica de los cementerios en medio de zonas urbanas lo encontramos en una película clásica de Frank Cappra "Arsénico y Encaja", protagonizada por el excelente actor Cary Grant.

A pesar de constituir un referente para paseos al aire libre, los cementerios no eran el lugar que los habitantes de New York preferían para pasear. Lo que ellos deseaban era tener un gran parque que fuera el referente de la ciudad. El modelo de parque que ellos deseaban era el Bois de Boulogne de París o el Hyde Park de Londres. Producto de ese anhelo los ciudadanos de Nueva York. Quizás la única anécdota gris de la construcción del parque fue el desalojo de las personas que anteriormente ocupaban el terreno. En su mayoría personas de la clase trabajadora inmigrantes alemanes o irlandeses y también negros que habían obtenido su condición de hombres libres. Todos ellos se vieron obligados a dejar el parque mediante una ley de expropiación.

central-park2.jpgEs curioso, por decir lo menos, el proceso que lleva a la creación de un parque. Uno se imagina que el lugar fue siempre fue así y que solo se evitó construir edificios en ese lugar, limitándose el crecimiento urbano a los alrededores del Central Park, pero lo cierto es que el lugar no tenía una buena tierra y difícilmente hubiera tenido esa abundancia de plantas que lo caracteriza. Lo cierto es que para la construcción del Parque se trajo abundante tierra de otras zonas del país del norte y se importaron de árboles y arbustos. Es sorprendente como algo que parece tan natural en realidad es producto de la mano del hombre. El genio humano tiene contradicciones muy grandes. Hoy el hombre depreda la naturaleza y se ha olvidado por completo esa tarea titánica que significó construir un lugar pletórico de flora y donde reina la naturaleza.

Con el paso de los años el Central Park ha aumentado sus lugares de esparcimiento. Producto de las nuevas costumbre de sus habitantes el parque ha dado lugar a espacios para hacer deporte. Es un clásico ver a personas corriendo por el parque en las mañanas. Muchas películas de Woody Allen lo han mostrado. También hay lugares destinados para el ciclismo (otro deporte que ha sido retratado constantemente en las películas como en la reciente "Encantada" de la productora Disney). Son muchas las actividades del Central Park que se han popularizado por todo el mundo gracias al cine

También hay otras actividades notables del Central como el festival anual de teatro público "Shekespeare en el parque", una celebración anual que ha calado en la población y que lleva décadas representándose siempre acompañado del favor del favor del público. Otra actividad mundialmente famosa del parque es la Maratón de New York que si bien no comprende exclusivamente al parque si alberga la parte más emocionante del mismo como es la parte final a la que llegan solamente los más resistentes.

La Filarmónica de New York ofrece conciertos regularmente e incluso se programan operas en el parque. También se programan frecuentemente conciertos de cantantes populares e incluso los amantes del arte escultórico pueden pasear y disfrutar de las espléndidas estatuas que adornan el llamado "Paseo literario" del Central Park. Son 31 esculturas de magnífica presencia que engalanan aún más el querido parque.

Son muchas las razones que uno puede tener para visitar este famoso parque, sin duda uno de los más completos del mundo en cuanto a actividades programadas y con mucho el parque más querido del mundo. Un lugar al que nunca encontrarás le un similar por más que viajes por todo el mundo.

Fotos:

Foto 1 en flickr
Foto 2 en flickr




0 comentarios:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

New York City Feelings | Most Popular Posts